5 consejos para subir por senderos técnicos con tu MTB

Está claro que con buenas piernas bien se pedalea y que alguien con un mínimo de entreno parte siempre con la ventaja de la forma física. Sin embargo, si el terreno es cuesta arriba y además se complica con la presencia de rocas, raíces u otros obstáculos, es cuando el sabio refrán de "más vale maña que fuerza" hace acto de presencia.

Veamos 5 recomendaciones con las que intentar afrontar una subida técnica y llegar a coronarla sin caer en el intento:
  • Sentado, mejor que de pie: Lo de ponerse de pie en una subida y aprovechar nuestro propio peso para ir moviendo los pedales lo hemos hecho el 99% de los que ahora mismo estamos leyendo este artículo.

    Sin embargo al hacerlo desplazamos nuestro peso hacia delante descargando la rueda trasera y cargando enormemente la delantera. Esto hará que, casi con total seguridad, la trasera acabe patinando en algún punto con la posibilidad de perder el equilibrio o que la delantera se quede clavada en algún obstáculo que no logre superar.

    Más abajo te explicamos los momentos concretos en los que sí es necesario ponerse de pie durante una subida llena de obstáculos.
  • Cadencia correcta para cada ocasión: Pedalear a golpe de pisotón nos va a hacer perder tracción atrás justo cuando el terreno se pone más complicado. Busca una relación de marcha que te permita una cadencia con la que ir escalando el terreno y te permita dar un "empujón" puntual cuando haya algún bache o escalón a superar.

  • Mira, esquiva, traza: No hay que desesperar al ver que aún nos quedan cientos y cientos de metros de interminable subida, pero tampoco podemos centrarnos mirando solo los 3 palmos inmediatos a nuestra rueda delantera.

    Mirar con perspectiva y seleccionar la mejor trazada esquivando, si se puede, los puntos más complicados, nos hará ahorrar fuerza y minimizaremos las posibilidades de fallar en algún paso complicado.
  • Deja que se "encabrite": El temor de muchos bikers a la hora de subir fuertes rampas o por sitios técnicos y que la bici acabe levantándose de delante es bien sabido por todos. Sin embargo frente a un escalón, piedra o raíz en medio de nuestra subida vamos a necesitar esa pérdida de peso en la rueda delantera que nos permita superar con éxito el obstáculo.

    Para que la rueda trasera también lo supere, bastará con darle un pequeño "empujón" a la bici hacia delante desde el manillar, estando levantados del sillín. De esta forma, con la trasera descargada de peso y a la vez que lo acompañamos de una pedalada, habremos superado ese obstáculo en subida que se nos resistía.
  • Toma conciencia de tus cubiertas: Tamaño, dibujo, presión... Hay varios factores referentes a las cubiertas que montas en tu bicicleta que van a influir en cómo vas a poder subir ese sendero complicado que tanto se te resiste y que afectan principalmente a la cubierta trasera.

    Taqueados más agresivos lastran más, pero también dan mayor tracción a la hora de subir; lo mismo pasa con las presiones, una presión baja te será de ayuda cuando necesitas agarre extra. Si no estás contento con el resultado actual de tus cubiertas, hoy en día hay cantidad de marcas y modelos que poder probar.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Visitas y bikers

¡Síguenos!

¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en YouTube! ¿Nos mandas un email?
Powered by Blogger