Estrenando temporada 2014 en La Molina Bike Park

Os adelantábamos por Facebook este pasado fin de semana que La Molina Bike Park pasa a ser uno de nuestros principales patrocinadores, apareciendo incluso en nuestra inminente camiseta que muy pronto váis a poder ver. Es por ello que, el primer fin de semana que el bike park abría sus pistas, el BCN Biker Team ¡no podía faltar a la cita!

Bicicletas a punto, reserva de hotel a pocos minutos de la estación y el sábado a primera hora de la mañana Héctor, Jose, Sergi, Diego y Vincent se plantaban en el parking de La Molina Bike Park.

Se notaba que era el arranque de temporada y había ganas acumuladas de poder ir a disfrutar de unas bajadas puesto que el parking era un auténtico hervidero de coches y bicis de arriba para abajo.

Esperando en la cola para los forfaits, iban entrando más y más bikers y raro era el que no se encontraba con algún otro amigo o conocido. Un ambiente distendido y con el habitual buen rollo que siempre suele haber entre bikers.

Telecabina y hacia arriba, esto estaba a punto de empezar y ya sólo nos separaban los 15 minutos que más o menos dura el recorrido hasta una de las cotas más altas de la estación, desde la cual parten prácticamente todas las pistas de la estación.

Sergi estrenaba su nueva Commençal, que le había llegado después de meses esperando, esa misma semana. Jose era el otro colega del grupo que acudía al bike park con montura nueva y es que la Giant Glory que se compraba recientemente por fin iba a ser estrenada en su habitat natural.

No eran los únicos que estaban de estreno, Héctor se echaba a la cabeza su nuevo casco Bluegrass, mientras que Vincent probaba por primera vez los discos y pastillas de freno en compuesto Pro de Galfer Bikes que más adelante os traeremos analizados en el blog.

El grupo empezaba a probar una tras otra la mayoría de pistas, vigilando en los tramos más expuestos el tremendo viento que llegaba a cambiarte la trazada si no andabas con ojo. En algunos puntos llegábamos a estar inclinados lateralmente sin necesidad, solo por contrarestrar el viento.

Llegaban los primeros momentos de la verdad y tocaba subir de nivel respecto a lo que mayoría conseguimos hacer el verano pasado, había ganas de probar los saltos y cortados, a pesar de que el respecto y prudencia hacía pensárselo varias veces a más de uno. Aún así, con Jose a la cabeza, todos nos poníamos manos a la obra para intentar hacer nuestros pinitos en esto del Descenso.


Todos estábamos disfrutando tremendamente y con cada bajada todo salía mejor y de forma más natural. Esta claro que la práctica es el camino para dominar cualquier cosa y eso era algo que se notaba remonte tras remonte.


Tras pasar la noche del sábado en el hotel Supermolina, a 5 minutos en coche de la estación, el domingo amanecía aún más soleado y caluroso que el día anterior. Desde las 9 de la mañana ya nos esperaban Litrox, Abel y Germán en el parking, donde nuevamente el bullicio de bikers auguraba otro gran día para el bike park.

Todos para arriba y tocaba continuar con las bajadas, optando por empezar con la roja que bordea por detras del final del telecabina.

La intención era ir a buscar un nuevo tramo que alargaba mucho más el recorrido de esa pista roja pero no lográbamos ver en qué punto estaba el desvío y hasta en 2 ocasiones acabamos haciendo el recorrido de la pista 8. Nos queda pues algo pendiente para la próxima vez que regresemos.

A pesar de ello, la parte recorrida de esa pista roja dejaba imágenes espectaculares y es que el diminuto singletrack en medio de praderas inmesas desde las que se podía observar toda la estación, realmente era una gozada.

Continuaban las bajadas, los saltos, curvas y peraltes imposibles y hasta un caracol de madera no apto para bikers con vértigo que sólo unos pocos se atrevían a hacer.


El cansancio se hacía notar, sobretodo para los que era el 2º día en el bike park, sin embargo, cuanto uno más baja, más quiere continuar para poder volver a probar aquel peralte o ese salto que la vez anterior no acabamos de hacer como toca, o el divertido balancín que nos encontrábamos a mitad de pistas...



Por la estación también estaban nada menos que los hermanos Lacondeguy, Andreu y Lluís. Fichaje estrella de la temporada por parte de La Molina Bike Park, los 2 bikers van a poner toda su experiencia, medios y recursos para hacer del bike park todo un referente y aportar las mejoras y soluciones que hagan de la estación un lugar donde todo biker quiera venir a disfrutar unos días con familia y amigos.

Ambos bikers estuvieron sábado y domingo recorriendo las pistas y dejando con la boca abierta a todos con su tremenda técnica y velocidad a la vez que atendían a fans y bikers que se acercaban a hablar con ellos o hacerse fotos.

Un fin de semana espectacular en el que todos hemos disfrutado como enanos y ya estamos pensando en cuándo volver.

Desde aquí queremos agradecer a La Molina Bike Park su apoyo y el haber podido pasar el primer par de días de unos cuantos en los que vamos a disfrutar este verano.

¡Nos vemos en La Molina Bike Park!


0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Visitas y bikers

Powered by Blogger