Historias de una Fat Bike - #Ep.1 - El Origen

Acabo de ser creado y, por lo que oigo decir a los que me rodean, soy un cuadro de Fat Bike. He nacido en las instalaciones de Ventana Mountain Bikes USA, en Rancho Cordova, California; y estoy compartiendo techo con otros muchos cuadros: El Saltamontes, El Rey, El Chucho, El Comandante, El Martillo... ¿que cómo me llamo yo?, yo soy El Gordo.

Me acaban de dar un refrescante baño de pintura verde, un verde manzana metalizado que realmente me sienta de maravilla. Mientras esperaba, he ido viendo como pintaban otros cuadros iguales a mí, gris, naranja, negro... sinceramente creo que el verde que me han puesto y un azul eléctrico que han pintado justo después de mí, son los mejores colores con diferencia.

Nos han sacado al jardín y nos han hecho una foto a todos, parece ser que aún no habíamos sido ni fabricados y ya teníamos todos dueño. Están empaquetándonos con sumo cuidado, parece ser que nuestra próxima parada está también en California, concretamente en Albany, dónde los chicos de Cycle Monkey nos esperan para continuar con nuestro montaje.

He visto como han quedado montados al completo varios cuadros, y todos en Cycle Monkey sonríen satisfechos cuando nos miran. Algo más tarde he entendido el motivo: ha aparecido uno de los trabajadores con su bicicleta y sus ruedas no eran ni la mitad de las que nos están montando. Por lo que el nombre de El Gordo, nos viene que ni pintado.

Acaban de ponerme una dirección Hope, unas punteras traseras regulables y no me montan nada más, parece ser que voy a volver a viajar de nuevo, y esta vez va a ser algo más largo el trayecto, 9.500 kilómetros por delante hasta Barcelona, España; allí está esperándome el biker que me ha comprado. Me acompañan otras 2 cajas de menor tamaño, seguramente sean las ruedas que voy a llevar y algún otro componente.

Creo estar ya en mi destino, las últimas horas las he pasado de aquí para allá metido en la caja tras el viaje en avión, me han subido por lo que supongo que son unas escaleras y llevo horas que ya no me mueven.

Oigo ruidos... ¡allá vamos¡, está abriendo las cajas y ha empezado por la mía. Me ha sacado como si fuera de cristal y me ha puesto encima de un sofá con tal cuidado que si supiera hablar le diría que no hace falta pasarse tanto. Tiene una sonrisa de oreja a oreja que es de foto.

Desde luego va por faena, está abriendo el resto de cajas; veo aquí un caballete, herramientas...
Por fin he podido ver bien las ruedas que voy a llevar. Unas Surly Clown Shoe de 100mm. de ancho en un color bronce oscuro la mar de interesante, junto con un fondo de llanta azul a juego con las cabecillas de radio, también azules. Desde luego me va a llevar hecho un pincel.

Parece ser que va a tubelizar las ruedas para poder llevarme sin cámaras y se ha puesto manos a la obra con cinta Gorilla Tape para dejar estancas las ruedas. Ha empezado por la delantera y posteriormente la trasera.

Le veo ahora sacar las cubiertas y se ha puesto de golpe a reír solo sin parar mientras busca algo debajo del sofá. Pensaba que le faltaba algún tornillo pero ya veo por dónde van los tiros, ha sacado una cubierta de lo que debe ser otra bicicleta suya y realmente ya no sé si pensar si las bicicletas raras son las que montan esas cubiertas tan ridículas o bien va a resultar que el bicho raro voy a serlo yo.

Después de todo, no ha conseguido montar sin cámaras las ruedas, queda mucha holgura por los flancos y el aire se escapa de forma masiva, aún incluso usando un compresor de un taller de en frente. Las cubiertas que voy a llevar son unas Surly Bud y Lou, 2 modelos específicos para delante y atrás de 4,8" de balón.

Ha escrito un email a los chicos de Cycle Monkey, quiénes le han dado algún que otro truco, como tapar con cinta los flancos de forma provisional para ayudar a que el aire no se escape, pero parece ser que ya lo probará más adelante porque le estoy viendo desempaquetar un par de cámaras que también se han venido conmigo desde California.

Ahora el que se ríe soy yo, porque menuda hartada de hinchar se está pegando, ¡y eso que solo es la primera rueda!
Ya tiene las dos listas y con los discos Shimano montados que acompañarán a unos frenos XT.

Lleva un buen rato mirando cómo montar el cambio, parece ser que lo de llevar un cambio Rohloff integrado en el buje trasero tampoco es muy habitual y se le ve hasta preocupado por si no acaba de ajustarlo bien.

Afortunadamente ha encontrado un vídeo en la página web del fabricante dónde explican a las mil maravillas cómo va el tema y tras medir y contar fundas y cables parece ser que, después de todo, la cosa era más sencilla de lo que en un principio se temía.

Veo que tampoco voy a llevar cadena a la "antigua" usanza porque lleva 10 minutos mirando con cara de asombro una correa de carbono de Gates Carbon Drive. Ha montado el plato en las bielas Race Face Next SL y ya empiezo a coger forma y parecer una bicicleta casi entera.




Parece ser que con las punteras abatibles del cuadro es cómo se regula la tensión final de la correa, eso sí, se ha tirado un buen rato sin saber por qué no acababan de realizar todo el recorrido para poder encajar la correa, hasta que ha visto que era por el enorme balón de la cubierta, que tocaba con el propio cuadro y se debe deshinchar la rueda para poder poner correctamente la correa.

Turno ahora para la tija telescópica Rock Shox Reverb Stealth con guiado interno parcial por dentro del cuadro, algo posible gracias a las modificaciones especiales que le hacen al tubo de sillín la gente de Ventana en todos los cuadros que pasan por las manos de Cycle Monkey.

Otra caja más que abre y ya veo cual será la horquilla que voy a llevar, una Rock Shox Bluto de 120mm. de recorrido.

A pesar de lo grande que es, a la cubierta delantera no le queda demasiado espacio libre, sobre todo lateralmente respecto a las botellas de la horquilla.

Ha puesto algo de aire basándose en las tablas de recomendación del fabricante y tampoco le ha dado mayor importancia ya que le he oído murmurar algo del SAG y de que se tiene hacer bien una vez la bici esté montada y lista para la acción.

Pero eso parece que será otro día, llevamos ya horas y horas, aún faltan algunos detalles por montar y veo que por hoy ya está recogiendo las herramientas.

Se ha quedado un rato contemplándome y revisando todo lo que ha montado, al menos parece que no me desmontaré a piezas el día del estreno... o eso espero.

Antes de salir de la habitación, le he escuchado decir por teléfono que el próximo día me acaba de montar las piezas que me faltan y ese mismo día será el gran estreno así que dentro de nada os podré contar cómo fueron mis primeros kilómetros de vida como Fat Bike. ¡Hasta pronto!


Episodio 2 ya disponible aquí

3 comentarios :

Chipi dijo...

Buenísimo ;)

Planet Mountain bike dijo...

Sencillamente espectacular la entrada hablando sobre la Fat Bike y cómo lo has contado. Hacía tiempo que no leía una entrada tan buena :)

Un saludo y enhorabuena!

BCN Biker Team dijo...

Chipi, Planet Mountain Bike, un placer que os haya gustado, ¡muchas gracias!

¡No os perdáis los próximos episodios! :-)

Publicar un comentario en la entrada

 

Visitas y bikers

Powered by Blogger