Un día en Allride Land - Rutas del BBT

A grandes rasgos catalogamos las rutas que vamos haciendo en 3 tipos: las que antes de que acaben ya estamos jurando con el puño en alto que jamás volveremos a realizar, las que no nos desagradan pero tampoco nos dejan con ganas de repetir y las que, conforme avanzan los kilómetros, empezamos a pensar en cuántas veces al año vamos a volver a repetir. La crónica de hoy trata sobre una ruta de este último grupo, bienvenidos a Allride Land.

Sábado 7 de marzo, notables bajas por motivos varios de algunos de los habituales del grupo y aún así, y gracias a la presencia de nuevos bikers que se apuntaban con nosotros por pirmera vez, nos juntamos en el punto de encuentro 14 bikers con ganas de trialera de la buena.

Preparaciones varias, un día despejado que ya avisa que tanta chaqueta y manga larga no va a ser necesaria y cuando ya estamos por fin todos listos, arrancamos la ruta en busca de la primera bajada. Pero como siempre pasa, antes de ello, toca afrontar la primera de las subidas.


No pasan ni 5 minutos y ya teníamos a 2 bikers parados quitándose ropa, un verdadero clásico en las rutas del BBT, más arriba, el grupo de cabeza también se detenía para aligerar capas, y es que el día desde primera hora de la mañana lucía espectacular y con una temperatura no muy propia de un final de invierno.

Vistas magníficas las que nos regala el subir rápidamente de altura a través de pista, pudiendo ver todo lo que rodea Rubió.

Sin darnos cuenta, llegábamos al inicio de la primera bajada. La cosa empezaba "fuerte", con un mini cortado que era más o menos complicado según el lado por el que se afrontase, la cosa no había hecho más que empezar y no era plan de besar el suelo a la primera de cambio, así que allí mismo montamos una convención internacional sobre como afrontar dicho paso.

Y todo para que, al final, nos diéramos cuenta de que el tema no tenía para tanto y uno tras otro fuéramos superando el paso sin mayores problemas; eso sí, las risas y las ganas de más bajada, no nos las quitaba ya nadie.

Tras atravesar varios campos y afrontar una divertidísima zona de curvas entrelazadas de 180º, pasamos a continuación a una larga y divertida senda de roca, con poco desnivel y la mayor parte de los obstáculos fijos al suelo, ideal para acabar de entrar en calor de cara los siguientes tramos de bajadas.


Ya no recuerdo si en este primer tramo alguien probó el suelo, fueron tantas las caídas en los posteriores, que esta primera bajada quedó un poco como en el olvido; sin embargo, en ella empezaron los primeros problemas y es que la rueda trasera de uno de los bikers quedaba completamente desalineada y tocaba una sesión de ajuste de radios en plena ruta que solventó en gran parte la situación.

La primera bajada había terminado, teníamos todos ese inicio de sonrisa boba en la cara que solo un buen tramo causa y empezábamos a ser conscientes de que, como el resto fuese igual, íbamos a estar ante un gran día de mountain bike, esto no había hecho más que comenzar.

De lleno en la segunda subida, ya nos habían advertido que las subidas hacia el siguiente tramo, iban a ir siendo progresivamente más duras y el sol brillando a raudales seguía haciendo que los más frioleros acabasen hasta el gorro de la chaqueta.

Pinchazo a media subida y, tremendo lo que sucede al montar la cámara de recambio y dejarla a la presión adecuada. Rebentón salvaje, no se sabe ni como ni porqué, que alarga un poco más la parada del grupo de cola mientras solucionan el problema.


Ya todos reagrupados, ponemos rumbo al inicio de la segunda bajada, la cual, casi al empezar, ya presenta el plato fuerte, un "chorri cortado" seguido de un no tan chorri culo atrás extremo, en el que si fallas puedes darte una torta de las buenas. Aquí ya tuvimos los primeros sustos y salidas de pista de alguno, por suerte todo sin importancia.


Nos lo tomábamos con calma, más de la habitual, que ya es decir, pero esos pasos realmente se disfrutan estudiándolos y consiguiéndolos finalmente pasar, incluso quedaba tiempo para repetir cogiendo bici al hombro y subiendo de nuevo.

Se acercaba la hora de comer y algunos de los bikers nuevos que se habían apuntado con nosotros debían poner ya rumbo a casa, así que aprovechamos para hacernos la foto oficial de la salida, cuando todavíamos estábamos todos y de una sola pieza.

El segundo tramo continuaba y ya empezamos a ver las primeras tortas finas finas, y es que el terreno seco no perdona y, a pesar de no ser en absoluto un pedregal como nos hemos encontrado en muchos otros sitios, el pasarte de velocidad en tan estrechos y revirados senderos te podía llevar al suelo de forma instantánea. Por suerte todo seguian siendo sustos y pequeños golpes.


El segundo tramo finalizaba con un pequeño riachuelo a cruzar, donde los primeros siervieron de conejillo de indias para ver si acababa la cosa en chapuzón o no. Y visto como acabarón los pies de alguno, el resto optaba por pasar de piedra en piedra cual cabra montesa.

Nueva subida, y nuevo incremento en la dureza de la misma, la 3ª bajada nos esperaba pero antes, tocaba subir y parar a comer, algo que se perdían otros dos compañeros que se retiraban, uno por motivos físicos y otro de horarios. Desde luego, el bocadillo nos lo íbamos a ganar a pulso.

Parábamos al lado del inicio de la 3ª bajada a comer, resguardados a la sombra por varios arbustos y árboles. Los bocatas desaparecieron rápido y, tras unos minutos de cháchara variada, pudimos admirar como uno de nosotros sacaba del bolsillo un cepillo de dientes y se ponia manos a la obra con su dentadura, por si en plena bajada tenía que hacer un discurso ante 300 personas.

La 1ª bajada había gustado, la 2ª entusiasmado, y lo que estábamos a punto de vivir en la 3ª, era ya de escándalo. El tema empezaba con una serie de cortados que, evidentemente, tuvimos todos que bajarnos de las bicis e ir a mirar, ya que con todo y con eso, en esta zona nuevos tortazos se añadieron a la cuenta del día.

Quién más quién menos lo intentó, algunos más, algunos menos, por las zonas más sencillas, por las que no lo eran tanto... pero gritos en plan salvaje oeste no faltaban cuando alguien superaba alguno de esos puntos complicados.


Tras toda una sección de cortados encadenados, algunos de ellos de auténtica locura que pasamos por el lado diciendo adiós con la mano, llegó un momento de incertidumbre en el camino al ver por donde seguía el track.

Un pequeño surco en curva que se disparaba monte abajo era por dónde la marcha continuaba pero no avanzamos demasiado al encontranos con otro de los puntos míticos del día: una "pared" de más que considerable pendiente con 2 pequeños escalones intercalados que al final te debaja en un camino de no más de un metro de ancho sin apenas tiempo a frenar o colocarte para encadenar un pequeño salto; o dicho de otra forma: de los 10 que quedábamos, solo 4 lo probaron, 3 con éxito y uno pegándose un buen revolcón por salirse del camino trás superar la pared. Habíamos experimentado la zona Rampage.

En este punto, uno de los compañeros ya iba con el tobillo tocado por un mal gesto durante la ruta y como compartía coche con otros, nos despedíamos de 3 bikers más antes de tiempo, quiénes por carretera ponían rumbo al punto de inicio. Un pequeño tramo muy rápido llevaba al resto hasta el lecho de un rio, la 3º bajada se había acabado.


La 4ª subida, un pequeño calvario al atardecer, con la mayor inclinación de las hechas durante todo el día, nos llevaba a hacer un pequeño descanso antes de afrontar los que quedábamos, el último descenso del día.

Todo un tramo mezclando zonas rápidísimas con algún punto técnico dónde colocar la bici en el punto exacto era clave. Por suerte las nuevas caídas de algunos no fueron claves y, finalmente, todos abajo nos reagrupábamos, mas o menos magullados, pero terriblemente satisfechos con la ruta.

Fue entonces cuando alguien mencionó lo del bar que había al lado de dónde aparcamos los coches y todos en procesión nos pusimos en marcha...

video

¡Nos veremos de nuevo muy pronto Allride Land!

0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Visitas y bikers

¡Síguenos!

¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en YouTube! ¿Nos mandas un email?
Powered by Blogger